Sorry, no posts matched your criteria.
Image Alt
 • Tendencia  • DARK: Viajes en el tiempo que funcionan como un reloj

DARK: Viajes en el tiempo que funcionan como un reloj

Dark tenía varios elementos para convertirse en una apuesta riesgosa para Netflix: su trama es compleja, difícil de digerir. Su narrativa lenta y llena de detalles, lidia con la física cuántica, carece de personajes simpáticos y originalmente está hablada en alemán, demandando 100% la atención del espectador para poder ser comprendida.

Sin embargo, la plataforma digital se arriesgó, convirtiéndola en la primera serie original en alemán producida por Netflix, la que sorpresivamente tuvo un recibimiento que superó las expectativas, encumbrándose inmediatamente dentro de las 10 más vistas en varios países el día en que se estrenó su tercera y última temporada.

Creada por Baran bo Odar y Jantje Friese, Dark es una serie que se ambienta en el ficticio pueblo de Winden, Alemania, donde la desaparición de niños conlleva al descubrimiento de un agujero de gusano que permite viajes en el tiempo, desarrollándose en 2019, 1986 y 1953.

Dark desafía al telespectador y su noción de tiempo-espacio. Atravesada por una trama que se liga con fenómenos físicos, la historia se centra en cuatro familias que se relacionan por tres generaciones a través de los viajes en el tiempo.

Para muchos, es una serie que se debe ver con lápiz y papel a mano. Incluso Netflix creó un sitio dedicado al programa, donde se explican ciertos aspectos y se pueden revisitar los detalles de cada temporada y las complicadas conexiones entre los personajes.

 La serie, que debutó en Diciembre de 2017, tuvo una crítica casi impecable que la comparó con Stranger Things y Twin Peaks, incluso llegando a ser considerada como la mejor serie que ha lanzado la plataforma. En el sitio Rotten Tomatoes, reconocido por mostrar la crítica de los espectadores, la serie tiene un 97% de aprobación por parte de la audiencia y 100% de los críticos.

Además del trabajo de relojería realizado por bo Odar y Friese, lo cierto es que Dark comenzó a tomar fuerza desde 2017 y era evidente que al momento del estreno de su tercera temporada,  destacaría frente a sus competidoras, producidas por la plataforma durante el 2020, al menos a nivel de trama. ‘Locke and Key’, ‘Vampiros’, ‘Curon’ o ‘La Monja guerrera’, todas de 2020, abundan en efectos especiales pero son planas y predecibles en cuanto a historia,  con lo que Dark destaca con facilidad.

Estableciendo conexiones con mitología griega, apuntando al periodo de la postguerra y las consecuencias de Chernobyl, Dark funciona como un reloj perfecto, resultado del titánico trabajo de sus creadores. En entrevista con The Hollywood Reporter, la guionista Jantje Friese declaró que el equipo se vio varias veces enfrentado a una idea inicial que tuvo que ser modificada numerosas veces para poder ensamblar todas las piezas del rompecabezas.

“Sabíamos que queríamos seguir muchas direcciones, pero no necesariamente sabíamos en qué puntos de la narración nos referiríamos a ellas. En ‘Dark’ no tienes la narrativa directa con la que puedes ir de una cosa a otra”, declaró Friese. “Estamos yendo y viniendo. Ese fue el mayor problema estructural: ¿cuándo revelamos qué?”.

Para el director, Baran bo Odar, la tercera temporada fue particularmente especial porque el elenco debió dar vida a un mundo espejo, lo que implicó dar vuelta imágenes grabadas anteriormente. “Los actores tuvieron que actuar como si estuvieran en un mundo reflejado. Si son diestros, debían actuar con la mano izquierda para parecer, a la vista de los espectadores, verdaderamente diestros. Ese fue un desafío que realmente amé” indicó al mismo medio y relató los chascarros de los actores “A veces, en el set, ofrecían una actuación realmente excelente, pero usaban la mano errónea. ‘¡Maldita sea! ¡He utilizado la mano equivocada!’, decían. Fue muy divertido”.

Sin duda una prueba más del buen olfato de Netflix al momento de encontrar y producir series fuera de su país de origen y dar en el clavo. Otro ejemplo fue la producción española La Casa de Papel, que primero había debutado en el canal Antena 3 con un tibio recibimiento, para volverse un éxito internacional luego de ser adquirida por Netflix.

Lo cierto es que Dark, a diferencia de la serie española que decepcionó a muchos seguidores en sus últimas entregas, terminó en lo alto, en la cúspide de su éxito, con una trama bien cerrada y a tiempo, sin agujeros de gusano.


Contenido desarrollado por: 
Mane Campos
POST A COMMENT