Sorry, no posts matched your criteria.
Image Alt
 • Tendencia  • Guía para llevar Botines en Invierno

Guía para llevar Botines en Invierno

Los botines son abrigadores y cómodos. Su origen reside en el imperio romano y fueron elaborados para hacer frente al barro, nieve, hielo y terrenos difíciles. En nuestra época, son el calzado ideal para el invierno porque se anticipan a un clásico de dicha estación: los pies helados, que usualmente terminan en un terrible resfriado. Es por eso que es importante tener un buen par de botines en esta época del año y con ello, nos referimos a que cumplan con los siguientes criterios: durabilidad, funcionalidad, confort y resistencia al clima.

Además de estas condiciones, los botines son versátiles y estilosos, capaces de pasar con gracia desde la oficina casual al fin de semana.

A continuación, dejamos algunos tips sobre cómo combinar botines de una manera estilosa, en qué fijarte al elegir unos y cómo cuidarlos para que se conviertan en tus más leales compañeros durante el invierno.

La Basta. Es todo un tema, ya que cuando ésta se encuentra arrugada y aglobada por encima de la bota, crea un efecto de poca proporción, hace ver las piernas más gruesas y acorta la figura. Si el pantalón es corto, podrás estirar la basta hasta abajo sin que se formen arrugas, lo cual funcionará bien. Pero, cuidado: Observa si se nota el borde de la bota bajo el pantalón, cosa que probablemente ocurra con los modelos pitillo. En este caso, también se interrumpe la uniformidad de la pierna y terminará teniendo un efecto poco favorecedor.

Bototos. Si quieres mostrar tus bototos, puedes doblar la basta de tus pantalones hasta un poco más abajo que el borde de la bota en un doblez grueso. Otra opción es doblar el pantalón hasta arriba de la bota, cosa que funciona siempre y cuando el botín sea apretado, ojo con los calcetines, que en este caso, se dejarán ver, sobre todo cuando te sientes. Los bototos son calzado casual, por lo que se deben llevar con prendas como jeans, chinos o en telas como cotelé, muy de moda en estos días.

Ankle y Chelsea Boots. La basta también debe ir doblada pero debe ser un doblez más delgado que con el bototo, puesto que el acabado de las Chelsea y las Ankle boots es un más elegante. Este calzado además, es más corto que el bototo, por lo que si doblas mucho el pantalón, al sentarte se subirá y dejará ver demasiado calcetín. En este caso, el borde de la bota siempre debe quedar cubierto por el pantalón.

Complementos Ideales.  Los bototos siempre tendrán un corte más casual por lo que van bien con jeans y looks más relajados. Las Chelsea y Ankle Boots son más versátiles y puedes usarlas con una camisa si buscas un acabado más formal o con un chaleco o polera si quieres un atuendo relajado. En cuanto a chaquetas, los botines en general funcionan con un abrigo estructurado que vaya en la misma paleta de colores que el calzado. Esto entrega un toque elegante a un look casual y muy rockero. Con una chaqueta o abrigo tipo trench quedan perfectos y también con una biker o bomber de cuero, prenda que acentuará la vibra rockera.

Cordones. Para evitar que los cordones se vean muy abultados al frente, puedes dar vueltas con ellos alrededor del zapato.

No Rotundo. Usar los jeans metidos dentro de la bota puede parecer lo más natural y aunque en algunos casos funcionará, hay que tener cuidado con los pantalones muy anchos y también con los muy apegados en comparación con la bota, ya que pueden hacer ver tus piernas desproporcionalmente delgadas. Ambos aspectos crearán una desarmonía visual que terminará por opacar el look. El mejor tipo de pantalón para llevar con bototos es el Slim o skinny doblando la basta. Por último, la idea del botín además de abrigar el pie, es brindar soporte al tobillo, cosa que pierde sentido si usas los botines muy sueltos.

Mantención. Para guardar tus botines, hazlo siempre de manera vertical. Es importante que uses una horma o la reemplaces por papel en su defecto, con el fin de mantener la forma y estructura del calzado. Usa una escobilla suave o un paño para retirar el polvo y suciedad (en el caso de la gamuza, revisa nuestra nota sobre sus cuidados especiales). Acondiciona el cuero cada cierto tiempo y trata de no abusar de tus botines para mantenerlos por más tiempo. Los cordones los puedes remojar en agua con detergente, dejando que se sequen al aire.

En qué fijarte al comprar. Si quieres que ese par dure por varios inviernos, debes invertir. El cuero es un material noble y resistente, ideal para este tipo de calzado de invierno, ya que conserva la temperatura del pie pero al mismo tiempo lo deja respirar, evitando la formación de hongos y bacterias. Otro aspecto en que debieras fijarte, es en la calidad de la suela y firmeza de la costura. Un buen botín siempre será el orgullo de su fabricante, por lo que fácilmente podrás encontrar información sobre la marca y los materiales con que está hecho el zapato.

Calce. Cuando te pruebes unos botines, es crucial que tus pies se sientan cómodos y con soporte. Estos no deben apretar, fíjate en si puedes mover tus pies y tobillos sin molestias. El calce debe permitir que metas un dedo detrás de la bota y que tus dedos no se encuentren presionados en el borde del zapato.

Con estos tips, tus botines no sólo lucirán perfectos sino que se conservarán en condiciones ideales para resistir el invierno.

Te recomendamos

34521
34589
34119
34595

Contenido desarrollado por: 
Mane Campos
POST A COMMENT