Sorry, no posts matched your criteria.
Image Alt
 • Tendencia  • Los mitos y verdades de Faceapp

Los mitos y verdades de Faceapp

Las plataformas y herramientas digitales han adquirido un protagonismo indiscutido en nuestro día a día. Muchas son de vital importancia para nuestro trabajo pero también se han convertido en una distracción y últimamente hemos presenciado un boom de aplicaciones de este tipo como Instagram y TikTok.

En los últimos meses hemos visto la polémica que ha generado la aplicación de origen chino y la iniciativa de ciertos países para prohibirla por temor a que sea una herramienta de espionaje. A su vez, Instagram se ha subido al carro estrenando su herramienta Reels, que consiste en la edición rápida de videos con efectos entretenidos que se asimilan a los de TikTok.

Dentro de todas estas aplicaciones, otra que ha causado revuelo ha sido FaceApp. La app de origen ruso, utiliza la inteligencia artificial y se ha hecho protagonista de diversos desafíos virales gracias a la opción de hacerte ver como un anciano o cómo lucirías si fueras del sexo opuesto.

Todo suena super entretenido y la verdad, dentro del furor de la viralización y la curiosidad por conocer cómo nos veríamos en 50 años más, muchos ni siquiera leemos las condiciones antes de aceptarlas.

Lanzada en 2017, con 80 millones de usuarios,  FaceApp envía las fotos desde tu celular a sus servidores y retiene el derecho a uso de estas de manera perpetua. Esto es irrevocable e incluye la modificación, publicación, distribución del contenido. “Tenga en cuenta que podemos transferir información, incluidos datos personales, a un país y jurisdicción que no tenga las mismas leyes de protección de datos que en su jurisdicción”, advierte.

Además del uso de tu material, FaceApp, al igual que muchas otras herramientas, realiza un monitoreo de actividad del usuario, las páginas que visita y su ubicación, aunque advierte que  “No alquilaremos ni venderemos su información a terceros fuera de FaceApp”.

A pesar de que este tipo de condiciones no es nuevo y es común dentro de varias aplicaciones, el hecho de que FaceApp trabaje con reconocimiento facial e inteligencia artificial ha sembrado desconfianza.

La polémica se desató cuando se comenzó a especular que FaceApp sube todas las fotos de sus usuarios a una nube, cosa que la empresa negó y ha sido descartada por expertos. La única foto utilizada es la que tú quieres que manipule. También desde los headquarters de la aplicación, han agregado que se “borra la mayoría de las imágenes de sus servidores en las 48 horas después de que fue subida”, aunque no hay forma de confirmarlo y si quieres que esto se realice efectivamente, debes enviar una solicitud.

La organización británica en defensa de la privacidad Big Brother Watch, ha hecho énfasis en que el uso de la tecnología de reconocimiento facial es “peligrosamente autoritaria” y que “monitorear a personas inocentes en público es una violación de los derechos fundamentales a la privacidad, a la libertad de expresión y al derecho de reunión”, señaló tras un ensayo de seguimiento facial en vivo de las autoridades en Londres.

Un hecho que preocupaba principalmente a los Estados Unidos, es que se trataba de una aplicación con sede en San Petersburgo. De hecho, el senador Chuck Schumer envió una carta al gobierno solicitando que el FBI investigara el hecho que calificó como perturbador. Sin embargo, los servidores de FaceApp se encuentran en U.S.A.

Pero la controversia  no  es algo novedoso para FaceApp, que en 2017 se vio envuelta en una oleada de críticas por filtros que resaltaban estereotipos raciales, en los que se podía lucir como afrodescendiente, indio, asiático o caucásico. Es más, el presidente de la empresa, Yaroslav Goncharov, se disculpó en abril de ese año luego de que uno de sus filtros, llamado “hot” (sexy, atractivo), aclarara la piel de los usuarios.

Es importante conocer a qué nos exponemos cuando utilizamos aplicaciones como ésta pero tampoco caer en el pánico colectivo. Cabe destacar que frente a aplicaciones como Facebook, FaceApp parece muy inocua. Recordemos que la red creada por Mark Zuckerberg que ya tiene 2,5 billones de usuarios, comenzó pidiéndonos etiquetar a nuestros amigos para después comenzar a etiquetarlos espontáneamente, es decir, también utilizando herramientas de reconocimiento facial, además de acceder a tu GPS y la información en tu SIM Card.

Sin duda vivimos en una sociedad donde el dicho ‘saber es poder’ se hace cada vez más presente. Lo importante es cuidar nuestra información estando conscientes de lo que compartimos y prestando más atención a las condiciones de uso antes de aceptar y pasar por alto todos los filtros con tal de reírnos un rato.


Contenido desarrollado por: 
Mane Campos
POST A COMMENT